Link

Hace unas semanas me visitó el enófilo, Joan Gómez Pallarés, de Devinis. El pobre, venía de estar recorriendo el país vitícola durante 2 meses. (“Pobre”, !quien pudiera hacerse un entre copas de dos meses¡. Yo mataría por la mitad de tiempo y visitar la mitad de las bodegas). Habíamos charlado mucho anteriormente y me parecía un tipo interesante. Tener una larga charla con alguien que aparca su vida un par de meses para profundizar en el alma y meollo de los que estamos a pie de viña-bodega, no se puede dejar escapar. Visitamos gente interesante, una elegida por él y otra por mí. Me gustó que se sorprendiera por las gentes, paisajes, viñas y suelos. La mayoría de la gente tiene una visión equivocada de lo que es Galicia: que si aquí llueve mucho, que todos hablamos como Lendoiro y que esto es como la Borgoña. Que nuestros vinos son finos, delicados y con acideces muy altas por ser una zona fresca. Bueno eso es lo que uno espera encontrar, todos tenemos tópicos en la cabeza. Afortunadamente todo eso es falso. Donde trabajo se parece más al Douro, por clima y variedades. Yo hago vino con uvas maduras y con un par. Sobre lo de hablar como Lendoiro, Me gustaría tener más acento para que no me vuelva a pasar como el otro día en Barcelona. Me preguntaron si era de Bilbao¡. Por supuesto le dije que si, los de Bilbo somos tan chulos que nacemos donde queremos, por eso soy Gallego señora ¡¡¡¡

Yo que soy un poco gamberro, me gusta observar a la gente que nos visita y ver de qué palo van. Llevo ya mucho tiempo en esto y me tienen visitado ya cientos de hosteleros, unos cientos de importadores y unas decenas de bloguers. Les cuento lo que hacemos y como trabajamos. Veo cuando sacan las fotos y a lo que. Si ponen interés, si no dan crédito a la cantidad y altura de la hierba de las viñas, a las barricas, etc. Sus preguntas, dan el nivel de formación vitícola que tienen. Si ves que no controlan demasiado pasas a un nivel más básico. No hay nada que fastidie más a la gente que no enterarse de lo que le hablas. Intentas explicarlo lo más sencillo, claro posible, de la forma más humilde y si puede ser divertida mejor. Nunca sabes quien tienes enfrente y lo que sabe.

Pero los hay muy cabritos y van en plan no tengo ni idea. Cuéntame lo que quieras tú. En el momento preciso hacen la pregunta interesante. Entonces es cuando les ves” Eye of the tiger

”Esa mirada en que él y tú sabéis, que no vino aquí a tomar las aguas. Me gusta compartir con la gente lo que hacemos y me entrego. Normalmente cuando voy a un sitio me gusta que la gente haga lo mismo. No suelto el rollo de guía turística ni esto es una de las bodegas del trenecito o autobuses de extranjeros. Joan venia a observar, a analizar, a chuparnos como la cabeza de una gamba. La verdad es que cada vez que la gente te visita a lo largo de un día entero, al irse se llevan un trocito tuyo y mucha energía. Esa energía vital que te hace arrancar todos los días y seguir con la misma ansia en este mundillo.

Hay mucha gente, bodegueros, viticultores, etc. Que no sacan el traje de vendedor nunca y no ves realmente lo que hay detrás. Como son, lo que sienten y por qué hacen lo que hacen. Me da más confianza cuando la gente se muestra como es realmente.

Durante las dos noches que pudimos hablar largo y tendido, hablamos de muchas cosas una de las que más me intrigó es el tema del que me habló, los blogueros del vino.¿ Ayudan o hacen daño al sector?

El que no es bloguero, solo enófilo, (lo recalcó varias veces) piensa bastante parecido. Al mundo del vino le hacen mucho daño los blogueros. Los blogueros malos y los malos blogueros esos que solo hablan bien de los vinos que hablan bien los demás. Para los que solo valen los vinos que van con sus gustos. Los que no van más allá, a esos a los que la niebla no les deja ver la viña que está más allá. Esos que mitifican sin saber quién es el que está detrás, sin haber metido el dedo. El que va a una viña y la viña no entró en ellos. El que mira sin querer ver, ese que no se cuestiona si lo que le están contando es cierto.

Por el contrario son muy necesarios los que van sin prejuicios y sin pretensiones. El que con una hoja en blanco, con el cuaderno y el zurrón por llenar, ese puede sorprenderse y valorar en su justa medida un vino y a quien lo hace.

Estas navidades para comprobar lo que era la Creta de Champagne, nos metimos en medio de todas las viñas a pesar de estar nevadas. La caliza se nos pegó a los zapatos y en un par de metros se nos hizo casi imposible andar. Algo parecido nos ocurrió pero con la ruedas del coche en una visita a un compañero mío en quinta sardonia. Hay que ir con ganas de aprender, pero ser también críticos, que los bodegueros somos muy golfos. Te vendemos la moto y si nos dejas hasta te vendemos unas botellas, jajaja.

Sin embargo al mundo del vino le hace falta desvestirse de ese corsé tan snob a veces. Dotarlo de más normalidad y acercarlo a la gente que quiere saber. Acercarlo a la que solo le divierte, a la que simplemente le interesa saber quién es el que hizo el vino que está probando.

Pero hay que dotar al mundo de la red de propuestas diferentes, tiene que haber los que prueban un vino y lo comentan. Los que hacen viajes a bodegas, los que hablan de sus experiencias con un vino, los que hacen sectarismo de un tipo de vinos o otros. De todo menos los que encumbran y dan coba porque si. Los que ponen a parir por que una botella no le gustó y otra que probó otro día de otra añada sí. Cada botella es un mundo y no saben cómo se conservó esa botella. Los que hablan solo de un vino por que lo venden o tienen algún interés en el (Que los hay). Los que hablan mal simplemente porque así parece que sabe más y es más crítico. Por estar la zona de moda o por no estarlo ya. Porque mola ahora esa variedad o ese tipo de vinos. Hay que hablar mucho y de lo que sea, pero siempre con información, independiente y veraz. Más información y no desinformación que es lo otro. Pero el problema que eso son horas de vuelo y miles de litros bebidos y escupidos. De vinos buenos y malos, eso nos decían cuando estudiaba. Hay que tomar de todo para poder comparar.

Hay gente valida que se va abriendo a otras cosas y ya no solo habla de un vino si tiene acidez o es atlántico. A medida que ensanchan su horizonte vitícola, se fijan en lo que realmente es importante. Si un vino es bueno o no, de aquí o de la china. (En poco tiempo así será y más barato que el español). La calidad y si tiene alma, lo único importante.
El caso es que Joan vino pensando creo yo una cosa y se va pensando otra. Si estoy de acuerdo en algunas cosas y en otras no. Hablamos mucho, sobre gente, suelos, formas de trabajar. Creo que a veces los suelos y el clima mandan tanto, que aunque asesinen los suelos, salen vinos impresionantes. Claro que los vinos con otra viticultura serian mejores, pero si a pesar de eso salen esos vinos. Hay que valorarlo, no juzgarlo por no hacer tal o cual. Igual que al revés, no por ser natural o eco tiene que ser mejor. Lo malo es malo da igual como se haga.

No desmitifico, ni encumbro simplemente por el exterior. Si fuera así, no me bebería la mayoría de los vinos de Francia o Alemania que me gustan. Gran parte de las bodegas tienen tanta porquería que muchos cerdos sentirían asco. Me molesta ver como periodistas, críticos, importadores extranjeros y nacionales critican a bodegueros nacionales y encubran a otra gente igual de sucia. Parece que el brett de borgoña mola más. El hongo de tres palmos de una cueva de Alemania que amenaza con devorarte si te acercas a menos de tres metros le da esa pátina de misterio y esa complejidad de los grandes vinos.

No soy el mayordomo del algodón, pero si me gusta la limpieza. No voy sucio a recibir a nadie ni aunque haya estado trabajando en bodega o viña. Aunque a mucha gente le pareces mejor viticultor y más autentico si vas lleno de tierra y el coche hecho una cuadra.
Yo creo que uno es como lleva su coche, no tiene nada que ver con el precio. Es una opinión, una amiga opina que la gente es como su nevera.

En fin, el amigo Joan se va como dice el con un Master en Ribeiro. Yo creo que podría ya dar clases y muy buenas.

Espero vuestras opiniones acerca de lo que pensáis sobre el tema bloguers, a favor y en contra. Un saludo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>